Explorando la Mente Serie: Esteroides Anabólicos

Alucinógenos
Solicitar publicación gratis:
English Español Descargar PDF 905.47 KB

Los esteroides anabólicos son versiones artificiales de una hormona llamada testosterona, que todos tenemos en nuestro cuerpo. Algunas personas se inyectan los esteroides anabólicos o se los toman en píldoras porque quieren que sus músculos crezcan más rápido.

La respuesta del cerebro a los esteroides

Clara Mente escalando una estatua gigante

¡Hola! Me llamo Clara Mente y quiero darles la bienvenida a mi serie de boletines informativos que exploran la respuesta del cerebro a las drogas. En este ejemplar, investigaremos varios datos fascinantes sobre los esteroides anabólicos. Alguna de esta información fue descubierta recientemente por los científicos que liderasn la investigación en este campo.

Los esteroides anabólicos son versiones artificiales de una hormona que todos tenemos en nuestro cuerpo llamada testosterona. Así es, tanto las muchachas como los muchachos tienen testosterona. La testosterona no sólo hace que aparezcan las características sexuales masculinas, sino que también hace que los músculos se desarrollen.

Algunas personas se inyectan los esteroides anabólicos o se los toman en forma de píldoras porque quieren que sus músculos crezcan más rápido. ("Anabólico" quiere decir que hace crecer o que construye).

Pero estos esteroides también tienen otros efectos. Pueden producir cambios en el cerebro y en el cuerpo que aumentan el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades y que pueden afectar tu estado de ánimo.

¿Es verdad que los esteroides anabólicos te hacen más fuerte?

Por afuera - Por adentro

Por afuera

Por adentro

¿Es verdad que los esteroides anabólicos te hacen más fuerte?

Tal vez hayas oído que algunos atletas usan los esteroides anabólicos para aumentar su tamaño y fuerza. Es posible que hayas visto a alguien que usa esteroides anabólicos desarrollar músculos más grandes con el pasar del tiempo. Sin embargo, a pesar de que los esteroides anabólicos pueden hacer que algunas personas se vean más fuertes por afuera, también pueden hacerlas más débiles por adentro.

Por ejemplo, los esteroides anabólicos pueden debilitar el sistema inmunológico, que es el sistema de defensa que tiene el cuerpo para combatir los gérmenes y las enfermedades. También pueden causar daño al hígado o cáncer, aún en la gente joven. O pueden hacer que los huesos de los adolescentes dejen de crecer permanentemente. Esto quiere decir que si alguien usa esteroides en su adolescencia tal vez no llegue a tener su altura completa de adulto y, por lo tanto, será más bajo de estatura por el resto de su vida.

Los esteroides anabólicos afectan al cerebro

Los efectos de esteroides sobre el sistema límbico

Las partes del cerebro que influyen en tu estado de ánimo y que están involucradas en el aprendizaje y la memoria forman lo que se llama el sistema límbico. Los esteroides anabólicos actúan sobre el sistema límbico. Se ha comprobado que en los animales deterioran el aprendizaje y la memoria. También pueden causar cambios en el estado de ánimo como sentimientos de depresión o irritabilidad.

Las personas que usan esteroides anabólicos pueden comportarse mal con las personas con quienes normalmente se portan bien, como sus amigos y familia.

En el cerebro, los esteroides anabólicos pueden producir comportamientos verdaderamente agresivos. Algunos arrebatos pueden ser tan severos que se los ha llegado a conocer en los medios de comunicación norteamericanos como “roid rages” o furia de esteroides.

Los esteroides anabólicos pueden confundir al cerebro y al cuerpo

Clara Mente con cara asustada

La producción de testosterona de tu cuerpo está controlada por un grupo de células nerviosas en una área de la base del cerebro llamada hipotálamo. El hipotálamo también hace muchas otras cosas. Ayuda a controlar el apetito, la presión arterial, el estado de ánimo y la capacidad reproductiva.

Los esteroides anabólicos pueden cambiar los mensajes que el hipotálamo envía al cuerpo. Esto puede interrumpir la función normal de las hormonas.

En los muchachos, los esteroides anabólicos pueden interferir con la producción normal de testosterona. También pueden actuar directamente sobre los testículos y hacer que se encojan. Esto puede resultar en un conteo más bajo de espermatozoides y en una disminución en la capacidad reproductiva. También pueden causar pérdida irreversible del cabello.

En las muchachas, los esteroides anabólicos pueden hacer que pierdan su ciclo menstrual al actuar tanto sobre el hipotálamo como sobre los órganos reproductivos. También pueden causar pérdida del cabello, aumento en el vello corporal y facial, y hacer que la voz se haga más profunda. Estos cambios también son irreversibles.

Los esteroides anabólicos en la medicina

El cerebro

Los médicos nunca recetan esteroides anabólicos para el aumento muscular en jóvenes saludables. (Más bien, intenta hacer flexiones de pecho). Pero algunas veces los médicos recetan esteroides anabólicos para tratar ciertos tipos de anemia o trastornos en los hombres que impiden la producción normal de testosterona.

Puedes haber oído que los médicos a veces recetan esteroides para reducir la inflamación. Eso sí es verdad, pero no son esteroides anabólicos, sino corticoesteroides.

Ya que los corticoesteroides no hacen crecer los músculos de la misma anera que los esteroides anabólicos, las personas no abusan de ellos.

Los esteroides verdadero o falso

  1. Muchas personas fuman o inhalan esteroides. (Falso)
  2. Los esteroides anabólicos pueden afectar el hipotálamo y la región límbica del cerebro. (Verdadero)
  3. Los esteroides anabólicos fortalecen el sistema inmunológico. (Falso)
  4. Los esteroides anabólicos pueden hacer que los senos de los hombres crezcan y que los de las mujeres se encojan. (Verdadero)

La búsqueda continúa

Clara Mente pensativa

Aún hay mucho que los científicos no saben sobre los efectos de los esteroides anabólicos en el cerebro. Tal vez algún día tú serás quien logre el próximo gran descubrimiento.

Hasta entonces, acompáñame en otros boletines informativos de mi serie, en los que exploramos cómo las drogas afectan al cerebro y al sistema nervioso.

Explorando la Mente es una serie producida por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud. Estos materiales son del dominio público y se pueden reproducir sin permiso. Se agradece citar la fuente.

Publicación NIH No. 06-3860 (s). Impresa en el 2006.

Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas
Institutos Nacionales de la Salud
Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU.