¿Son adictivos los productos de tabaco o nicotina?

Sí. Es la nicotina que se encuentra en el tabaco la que es adictiva. Cada cigarrillo contiene alrededor de diez miligramos de nicotina. Una persona inhala solamente algo del humo de un cigarrillo y los pulmones no absorben todo el contenido de cada pitada. La persona promedio recibe alrededor de 1 a 2 miligramos de la droga con cada cigarrillo.

Estudios de marcas muy populares de tabaco sin humo demostraron que la cantidad de nicotina por gramo de tabaco varía entre 4.4 y 25.0 miligramos. Mantener un “dip” de tamaño promedio en la boca durante 30 minutos le da al usuario tanta nicotina como fumar tres cigarrillos. Una persona que consume dos latas de rapé por semana recibe tanta nicotina como alguien que fuma un paquete y medio por día.

Ya sea que una persona fume productos de tabaco o use tabaco sin humo, la cantidad de nicotina que absorbe el organismo es suficiente para que esa persona se convierta en adicta. Cuando esto ocurre, la persona continúa buscando el tabaco aun cuando sabe el daño que le causa. La adicción a la nicotina puede causar:

  • tolerancia: una persona que consume productos de tabaco desarrolla tolerancia en el curso de un día, es decir, necesita más nicotina para lograr los mismos efectos iniciales. En realidad, la gente que fuma a menudo reporta que el primer cigarrillo del día es el más fuerte o el "mejor".
  • Síntomas de abstinencia: cuando una persona deja de consumir productos de tabaco, generalmente tiene síntomas desagradables de abstinencia (en inglés), lo que a menudo hace que la persona vuelva al tabaco. Los síntomas de abstinencia de nicotina incluyen:
    • irritabilidad
    • problemas para pensar y concentrarse
    • problemas para dormir
    • más apetito
    • deseos intensos de nicotina que pueden durar seis meses o más y pueden ser un obstáculo importante para dejar la droga