¿Qué otros riesgos tiene el consumo de marihuana?

Image
Drugged Driving Infographic in Spanish
Infografía sobre conducción drogada en NIDA
  • Disminución del desempeño escolar. Los estudiantes que fuman marihuana tienden a tener notas más bajas y es más probable que abandonen la escuela secundaria en comparación con sus compañeros que no consumen la droga. Los efectos de la marihuana en la atención, la memoria y el aprendizaje pueden durar días o semanas.
     
  • Menor satisfacción con la vida. Las investigaciones sugieren que, en comparación con quienes no consumen marihuana, las personas que consumen marihuana en forma regular durante mucho tiempo están menos satisfechas con su vida y tienen más problemas con la familia y los amigos.
     
  • Disminución de la capacidad para conducir. La marihuana afecta varias habilidades que son necesarias para conducir automóviles en forma segura: el estado de alerta, la concentración, la coordinación y el tiempo de reacción. Por lo tanto, no es seguro conducir en estado de euforia o “high” ni viajar en un automóvil conducido por alguien que consume marihuana.
    Cuando se consume marihuana es difícil calcular las distancias y reaccionar a las señales y los sonidos de la calle. Los estudiantes del último año de la escuela secundaria que fuman marihuana tienen dos veces más probabilidades de recibir una multa de tráfico y un 65% más probabilidades de sufrir un accidente que otros adolescentes.3 En 2017, el 10.3% de los estudiantes de 12.o grado reportó que en las dos semanas anteriores había conducido después de consumir marihuana.4 Y combinar marihuana con beber incluso una cantidad pequeña de alcohol aumenta enormemente el peligro de conducir, el cual es mayor que con cualquiera de las dos drogas separadas. Obtenga más información sobre la conducción drogada.
  • Consumo de otras drogas. La mayoría de los jóvenes que fuman marihuana no pasan a consumir otras drogas. Sin embargo, es más probable que quienes consumen marihuana consuman también otras drogas ilegales. No está claro por qué algunas personas prueban otras drogas, pero los investigadores tienen algunas teorías. El cerebro humano continúa desarrollándose hasta poco después de los 20 años.

    La exposición a sustancias adictivas, incluida la marihuana, puede causar cambios en el cerebro en desarrollo que hacen que otras drogas resulten más atractivas. Además, es más probable que alguien que consume marihuana esté en contacto con personas que consumen y venden otras drogas, lo que aumenta el riesgo de que las inviten a probar otras drogas o sientan la tentación de hacerlo.

  • Náuseas y vómitos intensos. Los estudios han demostrado que en algunos pocos casos el consumo regular y a largo plazo de marihuana puede hacer que algunas personas tengan ciclos de náuseas severas, vómitos y deshidratación, que a veces requieren una visita a la sala de emergencias.

Para obtener más información sobre los efectos de la marihuana, consulta el Informe de investigación sobre la marihuana del NIDA.

3S. Department of Transportation. National Highway Traffic Safety Administration. Traffic Safety Facts. Drug Involvement of Fatally Injured Drivers. Washington, DC, November 2010. Se puede consultar en http://www- nrd.nhtsa.dot.gov/Pubs/811415.pdf.

4Miech RA, Schulenberg JE, Johnston LD, et al. National adolescent drug trends in 2017: Findings released [Press release]. Ann Arbor, MI. December 2017. Se puede consultar en http://www.monitoringthefuture.org/.