¿La marihuana es adictiva?

Sí, la marihuana puede ser adictiva, lo que significa que la persona sigue consumiéndola a pesar de las consecuencias negativas.

Alrededor del 10% de las personas que consumen marihuana pueden desarrollar lo que se conoce como trastorno por consumo de marihuana, que incluye problemas de salud, en la escuela, con la familia y los amigos u otros conflictos. El trastorno grave por el consumo de sustancias se llama adicción. Una persona adicta no puede dejar de consumir marihuana aun cuando la droga interfiere con su vida diaria.5 Quienes comienzan a consumir marihuana antes de los 18 años son entre cuatro y siete veces más propensos que los adultos a desarrollar un trastorno por consumo de marihuana.6

El hecho de que una persona se vuelva adicta a la marihuana y otra no depende de muchos factores, entre ellos la historia familiar (factores genéticos), la edad a la que comienza a consumir la droga, si consume además otras drogas, las relaciones familiares y con los amigos, y si participa en actividades positivas, como la escuela, los clubes después de clases o los deportes. Es necesario realizar más investigaciones para determinar si las personas que consumen marihuana por motivos médicos tienen el mismo riesgo de adicción que quienes la consumen solo por la sensación de euforia.

Mira el video que explica la adicción a las drogas con el modelo del queso suizo, y aprende por qué algunas personas que consumen drogas se vuelven adictas y otras no.

El video no está disponible en español.

Las personas que consumen marihuana pueden sentir una leve abstinencia (en inglés) cuando dejan la droga, pero tal vez no reconozcan los síntomas como señales de abstinencia de la droga. Esos síntomas pueden incluir:

  • irritabilidad
  • falta de sueño
  • falta de apetito, lo que puede llevar a perder peso
  • ansiedad
  • fuertes deseos de consumir la droga

Estos efectos pueden durar entre varios días y unas pocas semanas después de dejar de consumir la droga. La recaída (es decir, volver a la droga después de haberla dejado) es común durante este período porque la persona puede tener fuertes deseos de consumir la droga para aliviar los síntomas.

5Hasin DS, Saha TD, Kerridge BT, et al. Prevalence of Marijuana Use Disorders in the United States Between 2001-2002 and  2012-2013.  JAMA Psychiatry.  2015;72(12):1235-1242. doi:10.1001/jamapsychiatry.2015.1858.

6Winters KC, Lee C-YS. Likelihood of developing an alcohol and cannabis use disorder during youth: association with recent use and age. Drug Alcohol Depend. 2008;92(1-3):239-247. doi:10.1016/j.drugalcdep.2007.08.005.