¿Qué pasa en tu cuerpo cuando consumes marihuana?

A los pocos minutos de inhalar el humo de la marihuana, la frecuencia cardíaca se acelera, los bronquios (las vías que llevan el aire hacia y desde los pulmones) se relajan y agrandan, y los vasos sanguíneos en los ojos se expanden, lo que hace que los ojos se vean rojos. Si bien estos y otros efectos parecen inofensivos, pueden afectar el organismo.

El video no está disponible en español.

Efectos a corto plazo

Los efectos a corto plazo incluyen:

  • alteración de los sentidos (como ver los colores más brillantes)
  • alteración de la percepción del tiempo
  • cambios en el estado de ánimo
  • reacciones lentas
  • problemas de equilibrio y coordinación
  • mayor apetito
  • dificultad para pensar y resolver problemas
  • problemas de memoria
  • alucinaciones (ver cosas que en realidad no existen)
  • delirios (creer algo que no es cierto)
  • psicosis (tener pensamientos falsos) (el riesgo es mayor con el consumo regular de marihuana de alta potencia)

La mezcla de marihuana con alcohol puede acelerar la frecuencia cardíaca y aumentar la presión arterial. También puede reducir aún más la capacidad de pensar, resolver problemas y reaccionar.

Efectos a largo plazo

  • Aumento del ritmo cardíaco. Cuando una persona consume marihuana, el ritmo cardíaco, que normalmente es entre 70 y 80 latidos por minuto, puede aumentar y hasta duplicarse, especialmente si junto con la marihuana se consumen otras drogas. Esto aumenta el riesgo de sufrir un ataque al corazón.
  • Problemas respiratorios y pulmonares. El humo de la marihuana irrita los pulmones y puede causar una tos crónica y efectos similares a los de los cigarrillos comunes. Si bien las investigaciones no han encontrado una relación marcada entre la marihuana y el cáncer de pulmón, muchas personas que fuman marihuana también fuman cigarrillos, que sí causan cáncer.
  • Mayor riesgo de problemas de salud mental. El consumo de marihuana ha sido asociado a depresión y ansiedad, y también a pensamientos suicidas en los adolescentes. Además, las investigaciones sugieren que fumar marihuana durante la adolescencia puede aumentar el riesgo de desarrollar psicosis en las personas que tienen un riesgo genético de contraer esquizofrenia. Los investigadores continúan estudiando la relación entre los problemas de salud mental y el consumo de marihuana.
  • Mayor riesgo de problemas para un bebé por nacer. El consumo de marihuana durante el embarazo está asociado con menor peso del recién nacido y mayor riesgo de que el bebé tenga problemas de comportamiento.2

2The National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine, Health and Medicine Division, Board on Population Health and Public Health Practice, Committee on the Health Effects of Marijuana: An Evidence Review and Research Agenda. The Health Effects of Cannabis and Cannabinoids: The Current State of Evidence and Recommendations for Research. Washington, DC, January 12, 2017. Se puede consultar en http://nationalacademies.org/hmd/Reports/2017/health-effects-of-cannabis-and-cannabinoids.aspx.