¿Es posible sufrir una sobredosis de esteroides anabólicos o morir por usarlos en forma indebida?

Sí. Aunque no es común, los esteroides pueden causar la muerte de varias maneras.

  • Infarto cardíaco e infarto cerebral (embolia). El abuso de esteroides puede originar un trastorno llamado arterioesclerosis en el cual se acumula grasa en las arterias, lo que dificulta la circulación de la sangre. Cuando se bloquea el suministro de sangre al corazón se produce un infarto. Si se bloquea el suministro de sangre al cerebro puede ocurrir una embolia cerebral.
  • VIH. Es posible que las personas que se inyectan esteroides anabólicos compartan agujas y equipos de inyección sucios que pueden propagar infecciones virales graves como el VIH/sida o la hepatitis (una enfermedad del hígado).
  • Depresión. El abuso de esteroides puede llevar a la depresión, especialmente durante el período de abstinencia. En casos poco frecuentes, esto puede contribuir a conductas destructivas, incluido el suicidio. 
  • Cáncer. Hay evidencia científica de que el consumo repetido de esteroides anabólicos puede contribuir al desarrollo de cáncer del hígado y de la próstata.