¿Qué pasa en tu cuerpo cuando consumes catinonas sintéticas (sales de baño)?

Las personas que consumen sales de baño pueden sufrir hemorragias nasales, sudoración y náuseas, pero algunos efectos de las sales de baño son mucho más graves.

En el 2011, las sales de baño se reportaron en alrededor de 23,000 visitas a salas de emergencias.1 Los informes indican que los consumidores de sales de baño han requerido asistencia por problemas cardíacos (como frecuencia cardíaca acelerada, presión arterial alta y dolores de pecho) y síntomas como paranoia, alucinaciones y ataques de pánico.

Algunas personas presentan un síndrome conocido como "delirio excitado" después de consumir sales de baño. También pueden sufrir deshidratación, destrucción del tejido muscular adherido a los huesos e insuficiencia renal. La intoxicación que causan varias catinonas artificiales, entre ellas la MDPV, la mefedrona, la metadona y la butilona, ha causado la muerte de algunas personas.  Parecería que aspirar las sales de baño o inyectarlas con una aguja son las formas de consumo que causan mayor daño.

1 Substance Abuse and Mental Health Services Administration, Center for Behavioral Health Statistics and Quality. The DAWN Report. “Bath Salts” Were Involved in over 20,000 Drug-Related Emergency Department Visits in 2011. Rockville, MD, 17 de septiembre del 2013. Se puede consultar en: https://www.samhsa.gov/data/data-we-collect/dawn-drug-abuse-warning-network