¿Qué efecto tiene el alcohol en el cuerpo?

Cuando una persona bebe alcohol, puede sentirse temporalmente eufórica y feliz, pero no debe engañarse. A medida que aumenta el nivel de alcohol en la sangre, los efectos en el cuerpo —y los posibles riesgos— se multiplican.

  • El alcohol afecta la inhibición y la memoria, por lo que quien ha bebido puede decir y hacer cosas de las que se arrepentirá más tarde y que posiblemente ni siquiera recuerde.
  • También afecta la capacidad de tomar decisiones, por lo que la persona puede estar en mayor riesgo de conducir bajo los efectos del alcohol (y posiblemente tener un accidente) o tomar decisiones imprudentes con respecto al sexo.
  • Puede aumentar la agresividad, lo que puede llevar a conductas que van desde el abuso verbal hasta las peleas físicas.
  • También afecta la coordinación y el control del cuerpo. Cuando la bebida causa la pérdida del equilibrio, dificultad para hablar y visión borrosa, aun las actividades normales se pueden volver más peligrosas.

Beber cantidades peligrosas de alcohol puede también llevar a una sobredosis y causar la muerte. Cuando una persona bebe demasiado, puede llegar a perder el conocimiento. Las actividades reflejas, como respirar o el reflejo de náusea, se pueden bloquear. Eso significa que quien ha bebido demasiado puede vomitar y ahogarse, o simplemente dejar de respirar. La vulnerabilidad a la sobredosis aumenta si el adolescente ya ha tomado un sedante hipnótico (como Valium, Xanax o Benadryl) o un analgésico.