¿Hay tratamientos eficaces para la drogadicción?

Sí, hay tratamientos que ayudan a controlar la adicción, pero no existe una cura. La drogadicción se considera una enfermedad crónica, es decir, que dura mucho tiempo y debe controlarse con tratamiento regular. Si las personas siguen los planes de tratamiento, pueden vivir una vida sana durante muchos años. Puede ser algo similar a otras enfermedades crónicas que los pacientes aprenden a controlar, como la diabetes o una enfermedad cardíaca. La investigación científica ha demostrado que hay 13 principios fundamentales que son la base para el tratamiento eficaz de la adicción a las drogas. Infórmate más en Principios del tratamiento del trastorno por consumo de drogas en los adolescentes: una guía basada en la investigación. (en inglés).

Tipos de tratamiento

El tratamiento será diferente para cada persona según el tipo de drogas que consume y las circunstancias específicas de cada individuo. Por lo general, hay dos tipos de tratamiento para la drogadicción:

  • modificación de la conducta: estos tratamientos ayudan a las personas a aprender a modificar las conductas que desencadenan el consumo de drogas; y
  • medicamentos: ayudan a controlar la compulsión a consumir drogas como el tabaco, el alcohol y la heroína u otros opioides.

Duración del tratamiento

La mayoría de las personas que se convierten en drogadictas necesitan tratamiento a largo plazo, y muchas veces deben repetir el tratamiento; es algo similar a la manera en que una persona asmática necesita vigilar constantemente los efectos de la medicación y el ejercicio. Incluso cuando la persona sufre una recaída (en inglés) y comienza a drogarse de nuevo, no debe perder la esperanza: probablemente lo que necesite sea pasar a un plan de tratamiento diferente. En realidad, las recaídas son comunes. Incluso las personas con diabetes pueden alejarse de la dieta u olvidarse una inyección de insulina, y eso hará que reaparezcan los síntomas. Esa es una señal para volver al tratamiento, no para pensar que el tratamiento fracasó.

Motivación para el tratamiento

La mayoría de las personas comienzan el tratamiento porque recibieron órdenes de un juez o porque se lo pidió un ser querido. Muchas personas se cansan de la drogadicción y los problemas que acarrea y deciden comenzar un tratamiento. Otras se ven obligadas a iniciar el tratamiento por una orden judicial o por presión de sus familiares.