¿Qué se puede hacer para prevenir la propagación de las infecciones virales?

El riesgo de contraer o transmitir una infección viral se puede reducir al:

  • no consumir drogas. Evitar las drogas reduce la posibilidad de participar en comportamientos de riesgo, como las relaciones sexuales sin protección y compartir instrumental para el consumo de drogas.
  • realizarse pruebas para determinar la presencia de un virus. Toda persona que consume drogas debería hacerse pruebas del VIH y de hepatitis. Una persona que está infectada puede verse y sentirse bien durante años y puede que ni siquiera esté consciente de la infección, por lo que es necesario realizar pruebas para ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad.
  • recibir tratamiento. Cuando las personas reciben tratamiento para las drogas, dejan o reducen el consumo de drogas y las conductas de riesgo relacionadas, incluidos el consumo de drogas con agujas y las relaciones sexuales sin protección. Los programas de tratamiento de drogas también ofrecen buena información sobre el VIH/Sida, la hepatitis y las enfermedades relacionadas. También prestan servicios de consejería y pruebas, y ofrecen derivaciones para servicios médicos y sociales.

Además, los estudios de investigación del NIDA han demostrado que adaptar los programas de intervención preventiva para grupos específicos puede reducir los comportamientos de riesgo del VIH. 

Finalmente, existe una vacuna que se puede administrar para prevenir la infección por el VHB. Consulta la información del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (en inglés) para ver las recomendaciones actuales.

Actualmente no existe ninguna vacuna para prevenir la infección por el VHC.