¿La metanfetamina es adictiva?

Sí. El consumo de metanfetamina puede crear adicción muy rápidamente. La adicción es cuando una persona busca la droga una y otra vez, aun cuando quiere dejarla y aun después de que el consumo le ha causado problemas de salud o en otros aspectos de su vida.

La metanfetamina causa tolerancia, esto es, la persona necesita consumir más cantidad para lograr el mismo estado de euforia o high. Quienes normalmente la ingieren o inhalan pueden empezar a fumar o inyectarse la droga para lograr un estado de euforia más intenso con mayor rapidez.

Quienes tratan de dejar la metanfetamina pueden tener síntomas de abstinencia muy desagradables, entre ellos:

  • sentirse muy cansado pero tener dificultad para dormir
  • estar enojado o nervioso
  • sentirse deprimido
  • sentir un deseo intenso de consumir metanfetamina