¿Es posible sufrir una sobredosis de metanfetamina o morir por consumirla?

Sí, es posible. La metanfetamina puede elevar la temperatura del cuerpo a un nivel tan alto que la persona pierde el conocimiento. Si no recibe tratamiento inmediato, puede morir. La muerte también puede ocurrir por un ataque al corazón o una embolia cerebral causados por los efectos de la droga en el neurotransmisor norepinefrina, que aumenta la frecuencia cardíaca y la presión arterial y comprime los vasos sanguíneos. No se conoce el número de muertes causadas por la metanfetamina porque no existen estadísticas a nivel nacional.