¿Es posible sufrir una sobredosis de heroína o morir por consumirla?

Sí, porque la heroína puede hacer más lenta la respiración o incluso detenerla por completo. Esto es lo que se conoce como una sobredosis fatal. Las muertes por sobredosis de drogas han aumentado desde principios de la década de 1990 hasta el 2017, impulsadas por el aumento del consumo indebido de opioides recetados y, más recientemente, por un aumento en el consumo de heroína. En el 2018 —el último año para el que hay datos disponibles—, casi 15,000 personas murieron por sobredosis de heroína. La buena noticia es que entre el 2017 y el 2018 las sobredosis de heroína se redujeron más del 20% entre los jóvenes de 15 a 24 años.2

Las señales de una posible sobredosis de heroína son:

  • respiración lenta
  • uñas y labios azules
  • piel fría y húmeda
  • temblores
  • vómitos o sonidos de gorgoteo

Las personas con síntomas de sobredosis necesitan ayuda médica urgente. Se puede administrar un medicamento llamado naloxona para revertir los efectos de la sobredosis de heroína y evitar la muerte, pero esto funciona solo si se administra a tiempo. La naloxona está disponible en forma de aerosol nasal o como un autoinyector, fáciles de usar. El personal de auxilio inicial, incluidos los técnicos de emergencias médicas y la policía, a menudo llevan naloxona con ellos. En algunos estados los médicos ahora pueden recetar naloxona a las personas que consumen heroína u opioides recetados para que ellos o sus familiares la usen en caso de una sobredosis, sin tener que esperar al personal de emergencia (que podría no llegar a tiempo). Lee más sobre cómo la naloxona salva vidas (en inglés).

2 Centers for Disease Control and Prevention, Drug and Opioid-Involved Overdose Deaths -- United States, 2017-2018. Released 2019. Se puede consultar en https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/69/wr/mm6911a4.htm.