¿Es posible sufrir una sobredosis de opioides recetados o morir por consumirlos?

Sí, es posible sufrir una sobredosis y morir por el abuso de opioides recetados. En realidad, tomar una sola dosis alta puede causar un paro respiratorio (el cuerpo deja de respirar).

Las muertes por sobredosis de medicamentos recetados han ido en aumento desde principios de la década de 1990, debido en gran medida al aumento del abuso de analgésicos opioides recetados. Casi 23,000 personas murieron por una sobredosis de analgésicos recetados en el 2015, con aumentos alarmantes entre los jóvenes de 15 a 24 años.1 Infórmate más sobre las sobredosis de drogas en los jóvenes.

El riesgo de sobredosis y muerte aumenta cuando los opioides se combinan con alcohol o con otros medicamentos que también hacen más lenta la respiración, como las benzodiacepinas (por ejemplo, Xanax).

Signos de sobredosis

Los signos de una posible sobredosis de opioides recetados son:

  • respiración lenta
  • uñas y labios azules
  • piel fría y húmeda
  • temblequeo
  • vómitos o ruido de gorgoteo

Las personas con síntomas de sobredosis necesitan ayuda médica urgente (llama al 911 de inmediato). Es posible administrar un medicamento llamado naloxona para revertir los efectos de una sobredosis de opioides y evitar la muerte, pero solo da resultado si se administra a tiempo.

La naloxona está disponible como aerosol nasal o en un autoinyector fácil de usar. Quienes están a cargo de servicios de auxilio inicial, incluidos policías y técnicos de emergencias médicas, a menudo la llevan con ellos. En algunos estados los médicos pueden ahora recetar naloxona por adelantado a las personas que consumen opioides recetados o a sus familiares, de modo que en caso de una sobredosis se pueda administrar de inmediato sin esperar al personal de emergencia (que podría no llegar a tiempo). Infórmate más sobre cómo la naloxona salva vidas (en inglés).

1 Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Health Statistics. Underlying Cause of Death 1999-2015 on CDC WONDER Online Database, publicado en 2016. Se puede consultar en http://wonder.cdc.gov.