¿Los opioides recetados son adictivos?

Sí, los opioides recetados pueden ser adictivos.  Las personas que abusan de los opioides recetados tienen mayor riesgo de convertirse en adictos que quienes los toman tal como los recetó el médico.

Dejar de tomar opioides puede causar:

  • inquietud o desasosiego
  • dolores en músculos y huesos
  • problemas para dormir
  • diarrea
  • vómitos
  • escalofríos con "piel de gallina"
  • movimientos involuntarios de las piernas

Seguir cuidadosamente las instrucciones del médico para tomar un medicamento puede hacer menos probable que la persona llegue a la dependencia o a la adicción, porque el medicamento se receta en cantidades y formas que se consideran apropiadas para el paciente.

Los médicos siempre deben evaluar los riesgos de la dependencia y la adicción a los opioides frente a los beneficios que presenta el medicamento, y los pacientes deben informar al médico cualquier problema o preocupación tan pronto como surja. Cuanto antes se identifique un problema, mayor será la posibilidad de recuperación a largo plazo.