¿Qué pasa en tu cuerpo cuando consumes tabaco y nicotina?

Cuando la nicotina ingresa al organismo, inicialmente hace que las glándulas suprarrenales liberen una hormona llamada adrenalina. La oleada de adrenalina estimula el organismo y aumenta la presión arterial, la frecuencia cardíaca y la respiración.

El mayor daño al organismo no lo causa la nicotina sino otras sustancias químicas que se encuentran en el tabaco o las otras sustancias que se producen cuando se quema, entre ellas el monóxido de carbono, el alquitrán, el formaldehído, el cianuro y el amoníaco. El consumo de tabaco daña todos los órganos del cuerpo y causa muchos problemas. Los efectos que el tabaco sin humo tiene sobre la salud son algo diferentes de los efectos del tabaco que se fuma, pero los dos pueden causar cáncer.

Humo de segunda mano

Las personas que no fuman pero viven o pasan tiempo con otras que fuman están expuestas al humo de segunda mano, es decir, el humo exhalado y el humo que sale del extremo del producto de tabaco que se quema. Al igual que fumar, esto aumenta el riesgo de muchas enfermedades. Se estima que cada año alrededor de 58 millones de estadounidenses se exponen regularmente al humo de segunda mano, y más de 42,000 no fumadores mueren de enfermedades causadas por la exposición al humo de segunda mano.2 Uno de cada cuatro estudiantes de la escuela media y secundaria en Estados Unidos dice haber estado expuesto a rocío de segunda mano no saludable proveniente de los cigarrillos electrónicos.3

El cuadro siguiente muestra los problemas de salud que pueden ocurrir cuando se fuma o mastica tabaco o cuando se está expuesto al humo de segunda mano.

Mayor riesgo de problemas de salud

Efecto en la salud

Fumar tabaco

Humo de segunda mano

Tabaco sin humo

Cáncer

la causa de alrededor de un tercio de todas las muertes por cáncer, incluido un 90% de los casos de cáncer de pulmón. El consumo de tabaco también está asociado con el cáncer de boca, faringe, laringe, esófago, estómago, páncreas, cuello del útero, riñón, uretra, vejiga y médula (leucemia).

Cáncer de pulmón: las personas que están expuestas al humo de segunda mano aumentan el riesgo de cáncer de pulmón entre un 20% y un 30%. Cada año, hay alrededor de 7,300 muertes por cáncer de pulmón entre personas que no fuman.4

Cáncer: se ha descubierto que alrededor de treinta sustancias químicas que se encuentran en el tabaco causan cáncer. Las personas que usan tabaco sin humo tienen un mayor riesgo de cáncer oral (cáncer de la boca, los labios, la lengua o la faringe) y también de cáncer de esófago y de páncreas.

Problemas pulmonares  

Problemas respiratorios: la bronquitis (inflamación de los bronquios, las vías respiratorias que llegan a los pulmones) y la neumonía se han vinculado con el hábito de fumar.

Menor capacidad pulmonar: las personas que fuman no pueden hacer ejercicio ni practicar deportes por tanto tiempo como lo hacían antes.

Problemas respiratorios: el humo de segunda mano causa problemas respiratorios en las personas que no fuman, como tos y flema, y los pulmones no funcionan tan bien como deberían.

 

Enfermedades cardíacas  y embolia cerebral

Enfermedades cardíacas y embolia cerebral: fumar aumenta el riesgo de embolia cerebral, infarto al corazón, enfermedades vasculares (que afectan la circulación de la sangre en el cuerpo) y aneurisma (un bulto como un globo en una arteria que puede perforarla y causar la muerte).

Enfermedades cardíacas: el humo de segunda mano aumenta entre un 15% y un 35% el riesgo de enfermedades cardíacas. Se estima que contribuye a hasta 34,000 muertes relacionadas con enfermedades cardíacas.5

Enfermedades cardíacas y embolia cerebral: las investigaciones recientes indican que el tabaco sin humo puede desempeñar un papel como causante de enfermedades cardíacas y embolia cerebral.

Otros problemas de salud

Cataratas: las personas que fuman pueden sufrir de cataratas, una enfermedad que nubla los ojos y hace borrosa la visión.

Pérdida del sentido del gusto y el olfato

Piel y dientes envejecidos: Después de fumar durante mucho tiempo, las personas notan que la piel envejece más rápido y los dientes se decoloran.

 

Problemas en la boca: el uso de tabaco sin humo aumenta la probabilidad de tener caries, enfermedad gingival (de las encías) y llagas en la boca que pueden hacer que resulte doloroso comer y beber.

Mujeres embarazadas y niños

Mujeres embarazadas: las mujeres embarazadas que fuman tienen un mayor riesgo de tener un bebé prematuro o perder el bebé, o de que el bebé nazca muerto, o pueden tener otros problemas durante el embarazo. Fumar durante el embarazo también podría estar asociado con problemas de conducta y aprendizaje en los niños.

Problemas de salud para los niños: los niños que están expuestos al humo de segunda mano tienen un riesgo mayor de morir por el síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS o "muerte blanca") o sufrir infecciones pulmonares, problemas de oídos o casos de asma más graves.

 

Muerte accidental

Muertes relacionadas con incendios: fumar es la causa principal de las muertes relacionadas con incendios, que son más de 600 cada año.6

 

 

2 Centers for Disease Control and Prevention. Smoking and Tobacco Use: Fast Facts. Atlanta, GA. Diciembre de 2015 Se puede consultar en http://www.cdc.gov/tobacco/data_statistics/fact_sheets/fast_facts/index.htm.

3 Wang TW, Marynak KL, Aguku IT, et al. Secondhand Exposure to Electronic Cigarette Aerosol Among US Youths. JAMA Pediatrics. 2017, e1. 

4 Centers for Disease Control and Prevention. Smoking and Tobacco Use: Health Effects of Secondhand Smoke. Atlanta, GA. Febrero de 2016. Se puede consultar en http://www.cdc.gov/tobacco/data_statistics/fact_sheets/secondhand_smoke/health_effects/index.htm

5 Centers for Disease Control and Prevention. Smoking and Tobacco Use: Health Effects of Secondhand Smoke. Atlanta, GA. Febrero de 2016. Se puede consultar en http://www.cdc.gov/tobacco/data_statistics/fact_sheets/secondhand_smoke/health_effects/index.htm

6 Centers for Disease Control and Prevention. Smoking and Tobacco Use. Tobacco-Related Mortality. Atlanta, GA. Febrero de 2016. Se puede consultar en http://www.cdc.gov/tobacco/data_statistics/fact_sheets/health_effects/tobacco_related_mortality/.