Medicamentos recetados

Actualizado en marzo del 2017

¿Qué es el abuso de medicamentos recetados?

Una pila de medicamentos recetados©Shutterstock/Nenov Brothers Images

También se conocen como:

Opioides: happy pills, hillbilly heroin, OC, Oxy, Oxycotton, percs y vikes

Tranquilizantes: pastillas para dormir. En inglés: A-minus, barbs, candy, downers, phennies, red birds, reds, sleeping pills, tooies, tranks, yellows, yellow jackets, yellows y zombie pills

Estimulantes: anfetas, pastillas, meta, drogas para estudiar, drogas inteligentes, elevadores. En inglés: bennies, black beauties, hearts, roses, skippy, the smart drug, speed, vitamin R y uppers

El abuso de medicamentos recetados se ha convertido en un gran problema de salud pública porque el uso indebido puede llevar a la adicción e incluso causar la muerte por sobredosis. Entre los adolescentes, es un problema creciente:

  • Después de la marihuana y el alcohol, los medicamentos recetados son las sustancias que los estadounidenses de 14 años o más consumen en forma indebida más comúnmente.
  • Los adolescentes abusan de los medicamentos recetados por varias razones, como por ejemplo para drogarse, para calmar el dolor o porque piensan que les ayudarán con el trabajo escolar.
  • Muchos adolescentes obtienen medicamentos recetados de sus amigos o familiares y los consumen en forma indebida, a veces sin que la persona lo sepa.
  • Los varones y las mujeres adolescentes tienden a abusar de algunos tipos de medicamentos recetados por diferentes razones. Por ejemplo, es más probable que los adolescentes varones abusen de los estimulantes recetados para drogarse, mientras que las adolescentes tienden a abusar de ellos para mantenerse alerta o perder peso. 

¿Qué hace que los medicamentos recetados sean peligrosos?

Los medicamentos recetados son a menudo medicamentos fuertes, razón por la cual requieren de una receta en primer lugar. Cada medicamento tiene algún riesgo de efectos nocivos, a veces graves. Los médicos consideran los posibles beneficios y riesgos para cada paciente antes de recetar medicamentos y tienen en cuenta muchos factores diferentes que se describen a continuación. Cuando se abusa de ellos, pueden ser tan peligrosos como las drogas que se fabrican ilegalmente.

  • Información personal. Antes de recetar un medicamento, los profesionales de la salud toman en cuenta el peso de la persona, el tiempo que le han recetado el medicamento, otras afecciones médicas y qué otros medicamentos están tomando. Alguien que abusa de los medicamentos recetados puede sobrecargar su sistema o ponerse en riesgo de interacciones peligrosas con medicamentos que pueden causar convulsiones, coma o incluso la muerte.
  • Forma y dosis. Los médicos saben cuánto tiempo tarda una pastilla o cápsula en disolverse en el estómago, liberar la droga en la sangre y llegar al cerebro. Cuando se abusa de los medicamentos recetados, la persona los puede tomar en grandes cantidades o de maneras que cambian la forma en que actúan en el cuerpo y el cerebro, lo que aumenta el riesgo de una sobredosis. Por ejemplo, cuando alguien que abusa del OxyContin aplasta e inhala las pastillas, una dosis que normalmente actúa a lo largo de doce horas golpea el sistema nervioso central de una sola vez. Este efecto aumenta el riesgo de adicción y sobredosis.
  • Efectos secundarios. Los medicamentos recetados están diseñados para tratar una enfermedad o afección específica, pero a menudo afectan al cuerpo de otras maneras, algunas de las cuales pueden ser incómodas y, en algunos casos, peligrosas. Estos se llaman efectos secundarios. Por ejemplo, los analgésicos opioides pueden ayudar con el dolor, pero también pueden causar estreñimiento y somnolencia. Los estimulantes como el Adderall aumentan la capacidad de una persona para prestar atención, pero también elevan la presión arterial y el ritmo cardíaco, haciendo que el corazón trabaje con más intensidad. Estos efectos secundarios pueden ser peores cuando los medicamentos recetados no se toman según lo indicado o se usan en combinación con otras sustancias.

Abuso de los medicamentos recetados

  • Tomar el medicamento recetado de otra persona. Incluso cuando alguien toma la medicación de otra persona para sus fines previstos (tales como aliviar el dolor, permanecer despierto o dormirse), se considera abuso del medicamento.
  • Tomar un medicamento recetado en forma diferente a la indicada. Tomar el propio medicamento recetado de una manera que no sea la indicada por el médico también es abuso. Esto incluye tomar más medicamento de lo indicado o cambiar su forma; por ejemplo, romper o aplastar una pastilla o cápsula y luego inhalar el polvo.
  • Tomar un estimulante recetado para drogarse. Algunos tipos de medicamentos recetados también pueden producir efectos placenteros o de euforia ("highs"). Tomar el medicamento solo con el propósito de llegar a un estado de euforia se considera abuso de los medicamentos recetados.
  • Mezclarlos con otras drogas. En algunos casos, si se mezcla un medicamento recetado con alcohol y algunas otras drogas, eso se considera abuso y puede ser peligroso.

Medicamentos recetados que comúnmente se usan en forma indebida

Hay tres clases de medicamentos recetados de los que se abusa comúnmente. Visita nuestras páginas de la serie DrugFacts para conocer más sobre las tres clases de medicamentos recetados:

  • Opioides: se usan para aliviar el dolor. Ejemplos: Vicodin, OxyContin o codeína.
  • Tranquilizantes: se usan para aliviar la ansiedad o ayudar a una persona a dormir. Ejemplos: Valium o Xanax
  • Estimulantes: se usan para tratar el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Ejemplos: Adderall y Ritalin     

¿Qué pasa en tu cerebro cuando consumes medicamentos recetados?

En el cerebro, los neurotransmisores como la dopamina (en inglés) envían mensajes adhiriéndose a los receptores de las células cercanas. Las acciones de estos neurotransmisores y receptores causan los efectos de los medicamentos recetados. Cada clase de medicamentos recetados funciona un poco diferente en el cerebro:

  • Los analgésicos opioides recetados se adhieren a las moléculas de las células conocidas como receptores opioides, los mismos receptores que responden a la heroína. Estos receptores se encuentran en las células nerviosas de muchas áreas del cerebro y el cuerpo, especialmente en las zonas del cerebro que perciben el dolor y el placer.
  • Los estimulantes recetados, como el Ritalin, tienen efectos similares a la cocaína, al causar una acumulación de las sustancias químicas cerebrales dopamina y norepinefrina.
  • Los tranquilizantes recetados hacen que una persona se sienta tranquila y relajada de la misma manera que las drogas GHB y rohypnol que se consumen en las discotecas.

Aquí encontrarás más información sobre cómo funciona el cerebro y qué sucede cuando una persona abusa de las drogas.

¿Qué pasa en tu cuerpo cuando consumes medicamentos recetados?

Los medicamentos recetados pueden ayudar con problemas médicos cuando se usan según las indicaciones. Sin embargo, ya sea que se usen de manera correcta o se abuse de ellos, pueden tener efectos secundarios: 

  • El consumo de opioides como la oxicodona y la codeína puede causar somnolencia, malestar estomacal y estreñimiento. En dosis más altas, los opioides pueden dificultar la respiración normal, causar sobredosis y ocasionar la muerte.
  • El consumo de estimulantes como Adderall o Ritalin puede hacerte sentir paranoico (sentirte como si alguien te fuera a hacer daño aunque esto no sea así). También puede hacer que la temperatura corporal se eleve a niveles peligrosamente altos y que el corazón lata demasiado rápido. Esto es especialmente probable si los estimulantes se toman en grandes dosis o en alguna forma que no sea tragando una píldora.
  • El consumo de tranquilizantes como los barbitúricos puede causar dificultad para hablar, respiración superficial, somnolencia, desorientación y falta de coordinación. Las personas que abusan de los tranquilizantes con regularidad y de repente dejan de consumirlos pueden sufrir convulsiones. En dosis más altas, los tranquilizantes también pueden causar sobredosis y la muerte, especialmente cuando se combinan con alcohol.

Además, el abuso de medicamentos de venta libre que contienen DXM (generalmente medicamentos para la tos y el resfrío) también puede producir efectos muy peligrosos. Aquí encontrarás más información sobre el abuso de los medicamentos para la tos y el resfrío.

El abuso de cualquier tipo de droga que cause cambios en el estado de ánimo, la precepción y el comportamiento puede afectar el buen juicio y la disposición a tomar riesgos, lo que pone a la persona en mayor riesgo de contraer el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual (ETS). 

¿Es posible sufrir una sobredosis de medicamentos recetados o morir por consumirlos?

Sí, más de la mitad de las muertes por sobredosis de drogas en Estados Unidos cada año son causadas por el abuso de medicamentos recetados. Las muertes por sobredosis de medicamentos recetados han ido en aumento desde principios de la década de 1990, debido en gran medida al aumento del abuso de analgésicos opioides recetados. Más de 29,700 personas murieron por una sobredosis de medicamentos recetados en el 2015, con aumentos alarmantes entre los jóvenes de 15 a 24 años.1 Infórmate más sobre las sobredosis de drogas en los jóvenes.

Mezclar diferentes tipos de medicamentos recetados puede ser especialmente peligroso. Por ejemplo, las benzodiacepinas interactúan con los opioides y aumentan el riesgo de sobredosis. Además, la combinación de opioides (analgésicos) con alcohol puede empeorar los problemas respiratorios y llevar a la muerte.

1 Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Health Statistics. Underlying Cause of Death 1999-2015 on CDC WONDER Online Database, publicado en 2016. Se puede consultar en http://wonder.cdc.gov.

¿Los medicamentos recetados son adictivos?

Sí, los medicamentos recetados que afectan el cerebro, incluidos los analgésicos opioides, los estimulantes y los tranquilizantes pueden causar dependencia física que podría llevar a la adicción. Los medicamentos que afectan el cerebro pueden cambiar la forma en que funciona, especialmente cuando se toman durante un tiempo prolongado o en dosis cada vez mayores. Pueden modificar el sistema de recompensas, lo que hace más difícil que una persona se sienta bien sin el medicamento y posiblemente lleve a sentir deseos intensos de la droga, por lo que se hace difícil dejar de consumirlo.

Esta dependencia del medicamento ocurre porque el cerebro y el cuerpo se adaptan a tener drogas en el sistema por un tiempo. Una persona puede necesitar dosis más elevadas del medicamento para obtener los mismos efectos iniciales. Esto se conoce como tolerancia. Cuando se deja de consumir la droga, se pueden presentar síntomas desagradables de abstinencia (en inglés). Cuando la persona continúa consumiendo la droga a pesar de la variedad de consecuencias negativas que ello le acarrea, se considera adicción. Para una persona adicta, encontrar y consumir la droga puede empezar a convertirse en lo más importante de su vida, más importante que la familia, los amigos, la escuela, los deportes o la salud. 

Seguir cuidadosamente las instrucciones del médico para tomar un medicamento puede hacer menos probable que alguien llegue a la dependencia o a la adicción, porque el medicamento se receta en cantidades y formas que se consideran apropiadas para el paciente. Sin embargo, la dependencia y la adicción siguen siendo posibles riesgos cuando se toman ciertos tipos de medicamentos recetados. Estos riesgos deben evaluarse cuidadosamente junto con los beneficios de la medicación, y los pacientes deben comunicar cualquier problema o preocupación a su médico de inmediato.

Otros tipos de medicamentos que no actúan en el cerebro, como los antibióticos que se usan para tratar las infecciones, no son adictivos.

¿Cuántos adolescentes consumen medicamentos recetados?

Después de la marihuana y el alcohol, los medicamentos recetados y de venta libre son las sustancias de las que los adolescentes estadounidenses de 14 años en adelante abusan más comúnmente.

El cuadro siguiente muestra el porcentaje de adolescentes que abusan de los medicamentos recetados.

Deslizar hacia la izquierda o la derecha.

Swipe left or right to scroll.

Encuesta “Estudio de Observación del Futuro”: Tendencias en la prevalencia* de cualquier medicamento recetado en alumnos de 12.° grado; 2014 - 2017 (en porcentajes)
Droga Período de tiempo alumnos de 12.° grado
2014 2015 2016 2017
cualquier medicamento recetado En toda la vida [19.90] 18.30 18.00 16.50
Año anterior [13.90] 12.90 12.00 10.90
Mes anterior 6.40 5.90 5.40 4.90

* Los datos en corchetes indican un cambio con significancia estadística con respecto al año anterior.

Se pueden consultar más estadísticas sobre el consumo de drogas en los adolescentes se encuentran en la en la encuesta Estudio de Observación del Futuro (en inglés).

¿Dónde puedo obtener más información?

Información sobre drogas

NIDA:

Estadísticas y tendencias

NIDA:   

Estudio de Observación del Futuro (Monitoring the Future - Universidad de Michigan):

Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental (Substance Abuse and Mental Health Services Administration, SAMHSA):

Esta publicación está disponible para su uso y puede ser reproducida en su totalidad sin pedir autorización al NIDA. Se agradece la citación de la fuente de la siguiente manera: Fuente: Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas; Institutos Nacionales de la Salud; Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.