Medicamentos estimulantes recetados (anfetaminas)

Nombres comunes: anfetas, pastillas, meta, elevadores; en inglés: skippy, speed, uppers

Actualizado en marzo del 2017

¿Qué es el abuso de los estimulantes recetados (anfetaminas)?

Estimulantes recetados en un frasco de medicamentos. Foto por NIDA

También se conocen como drogas para estudiar y drogas inteligentes, y por sus nombres comunes en inglés: bennies, black beauties, hearts, roses, skippy, speed, study drugs, the smart drug, uppers y vitamin R

Los estimulantes recetados aumentan (o estimulan) las actividades y los procesos del organismo. Esa mayor actividad puede aumentar la agudeza mental, la atención y la energía. También puede elevar la presión arterial y hacer que el corazón lata más rápido. Cuando los receta un médico para un problema de salud específico, los estimulantes pueden ser relativamente seguros y eficaces. Sin embargo, la dependencia y la adicción siguen siendo un riesgo posible cuando se toman ciertos tipos de estimulantes. Ese riesgo aumenta cuando se abusa de estos medicamentos. Tomar los medicamentos recetados de otra persona o tomarlos para drogarse (es decir, buscando un colocón o high) puede acarrear riesgos graves para la salud.

Hay dos tipos de estimulantes de los que se abusa comúnmente: las anfetaminas (por ejemplo, Adderall) y el metilfenidato (por ejemplo, Ritalin). Antes, los estimulantes su usaban para tratar una variedad de afecciones, entre ellas el asma y otros problemas respiratorios, la obesidad y algunos problemas de salud que afectan el sistema nervioso. Ahora, como se sabe más sobre el riesgo de abuso y adicción, los médicos los recetan con menos frecuencia y solamente para unos pocos problemas de salud. Se los sigue recetando para el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), la narcolepsia (un trastorno del sueño) y, a veces, en casos de depresión que no responde a otros tratamientos.

Estimulantes
Tipo Afección que tratan
  • Anfetaminas (Adderall y Dexedrine)
  • Metilfenidato (Ritalin y Concerta)
  • TDAH
  • Narcolepsia (trastorno del sueño)
  • Depresión

Infórmate más sobre los medicamentos recetados y qué sucede en el cerebro y el cuerpo cuando se abusa de ellos.

Cómo se abusa de los estimulantes

Los estimulantes recetados a menudo se toman en forma de pastillas, pero algunas personas que los usan para drogarse aplastan las tabletas e inhalan o se inyectan el polvo. Esto puede ser peligroso porque los ingredientes de las tabletas pueden bloquear los vasos sanguíneos pequeños, dañando el corazón y otros órganos.

Los estimulantes también se recetan para tratar el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) en algunos adolescentes. Pero si esos jóvenes comparten el medicamento con sus amigos, eso es abuso. La gente abusa de los estimulantes cuando los toma en una forma distinta a la indicada. Ejemplos:

  • Tomar un estimulante recetado para otra persona.
  • Tomar un estimulante recetado de una manera diferente a la indicada.
  • Tomar un estimulante recetado para drogarse.
  • Mezclar los estimulantes recetados con alcohol o con ciertas drogas. El farmacéutico te puede decir qué drogas es peligroso mezclar con estimulantes. 

Los estimulantes se han usado en forma inapropiada para "mejorar el rendimiento académico" (por ejemplo, permanecer despierto toda la noche para prepararse para un examen). Por eso a veces los llaman "drogas para estudiar". Sin embargo, hay estudios que demuestran que los estimulantes no aumentan el aprendizaje ni la capacidad de pensar cuando quienes los toman son personas que no han sido diagnosticadas con un trastorno médico como el TDAH.

¿Qué pasa en tu cerebro cuando consumes estimulantes recetados?

El cerebro está compuesto de neuronas que se envían mensajes entre sí liberando sustancias químicas llamadas neurotransmisores. Los estimulantes comunes, como las anfetaminas y el metilfenidato, tienen estructuras químicas similares a las de ciertos neurotransmisores clave del cerebro, entre ellos la dopamina (en inglés) y la norepinefrina. Los estimulantes aumentan los efectos de estas sustancias químicas en el cerebro y el cuerpo.

Cuando un médico receta estimulantes para tratar un problema médico, comienza con dosis pequeñas y las aumenta gradualmente hasta encontrar la dosis que da mejores resultados. Sin embargo, cuando los estimulantes se toman en dosis o maneras distintas a las indicadas (como por ejemplo, se inhalan o inyectan), pueden aumentar la cantidad de dopamina en el cerebro en forma muy rápida. Esto cambia la comunicación normal entre las células del cerebro, lo que produce un colocón o high y al mismo tiempo aumenta el riesgo de sufrir efectos secundarios peligrosos. Con el tiempo, se puede generar la adicción, que es cuando una persona continúa consumiendo la droga a pesar de las consecuencias negativas que ello le acarrea. 

Aquí encontrarás más información sobre cómo funciona el cerebro y qué sucede cuando una persona abusa de las drogas.

¿Qué pasa en tu cuerpo cuando consumes estimulantes recetados?

Los estimulantes pueden tener efectos secundarios aun cuando los haya recetado un médico. Abusar de estos medicamentos puede ser particularmente peligroso. Tomar dosis altas de un estimulante puede causar:

  • aumento de la presión arterial
  • latido irregular del corazón
  • aumento de la temperatura del cuerpo a niveles peligrosos
  • disminución del sueño
  • falta de interés en comer, lo que puede llevar a la malnutrición
  • ira intensa o paranoia (sentirte como si alguien te fuera a hacer daño aunque en realidad no sea así)
  • riesgo de convulsiones y embolia cerebral con dosis altas

¿Es posible sufrir una sobredosis de estimulantes recetados o morir por consumirlos?

Sí, es posible morir por el abuso de estimulantes. Tomar dosis altas de un estimulante puede elevar la temperatura del cuerpo y la presión arterial a niveles peligrosos que hacen que el corazón lata en forma irregular. Esto puede causar convulsiones, insuficiencia cardíaca y también la muerte. Los estimulantes no deben mezclarse con medicamentos que se usan para tratar la depresión ni con medicinas de venta libre que contienen descongestivos. 

Las muertes por sobredosis de medicamentos recetados han ido en aumento desde principios de la década de 1990. Infórmate más sobre las sobredosis de drogas en los jóvenes.

¿Los estimulantes recetados son adictivos?

Sí, el consumo indebido de estimulantes puede llevar a la adicción. La adicción es cuando la persona continúa buscando y consumiendo la droga aun cuando sabe que es malo para su salud y su vida, al punto de arruinar sus relaciones y causarle problemas en la escuela o el trabajo.

Cuando una persona que abusa de los estimulantes en forma regular deja de tomarlos, puede tener síntomas de abstinencia (en inglés). Dejar de tomar estimulantes puede causar:

  • incapacidad para sentir placer
  • pensamientos suicidas
  • ansiedad e irritabilidad
  • sensación de mucho cansancio, falta de energía y cambios en las pautas de sueño
  • fuertes deseos de consumir la droga

Las personas que tienen estos síntomas deben buscar ayuda médica. 

¿Cuántos adolescentes consumen estimulantes recetados?

El cuadro siguiente muestra el porcentaje de adolescentes que abusan de los estimulantes comunes. 

Deslizar hacia la izquierda o la derecha.

Swipe left or right to scroll.

Monitoring the Future Study: Trends in Prevalence of varias drogas for alumnos de 8.° grado, alumnos de 10.° grado, and alumnos de 12.° grado; 2018 (in percent)*
Droga Período de tiempo alumnos de 8.° grado alumnos de 10.° grado alumnos de 12.° grado
anfetamina En toda la vida 5.90 8.60 8.60
Año anterior 3.70 5.70 5.50
Mes anterior 1.80 2.40 2.40
Adderall Año anterior 1.80 4.10 [4.60]
Ritalin Año anterior 0.50 - 0.90

* Los datos en corchetes indican un cambio con significancia estadística con respecto al año anterior.

Se pueden consultar más estadísticas sobre el consumo de drogas en los adolescentes se encuentran en la en la encuesta Estudio de Observación del Futuro (en inglés).

¿Dónde puedo obtener más información?

Información sobre drogas

NIDA:

Estadísticas y tendencias

NIDA:   

Estudio de Observación del Futuro (Monitoring the Future - Universidad de Michigan):

Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental (Substance Abuse and Mental Health Services Administration, SAMHSA):

Esta publicación está disponible para su uso y puede ser reproducida en su totalidad sin pedir autorización al NIDA. Se agradece la citación de la fuente de la siguiente manera: Fuente: Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas; Institutos Nacionales de la Salud; Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.