Medicamentos depresores recetados (tranquilizantes)

Nombres comunes en inglés: barbs, phennies, reds

Actualizado en marzo del 2017

¿Qué es el abuso de los tranquilizantes recetados?

Pila de pastillas recetadas de color azul©Shutterstock/evkaz

También se conocen como pastillas para dormir y por sus nombres comunes en inglés: A-minus, barbs, candy, downers, phennies, red birds, reds, sleeping pills, tooies, tranks, yellows, yellow jackets, y zombie pills

Los medicamentos depresores, a menudo llamados tranquilizantes, sedantes o depresores del sistema nervioso central, hacen más lenta (o "deprimen") la actividad normal que se desarrolla en el cerebro y en la médula espinal. Los médicos los recetan con frecuencia para las personas que son ansiosas o no pueden dormir.

Cuando los tranquilizantes recetados se toman tal como lo indica el médico, pueden ser relativamente seguros y útiles. Sin embargo, la dependencia y la adicción siguen siendo un posible riesgo. Ese riesgo aumenta cuando se abusa de estos medicamentos. Tomarlos para drogarse (buscando un colocón o high) puede causar problemas graves y hasta peligrosos.

Los tranquilizantes se pueden dividir en tres grupos básicos: barbitúricos, benzodiacepinas y medicamentos para problemas del sueño.

Depresores (tranquilizantes)
Tipo Afección que tratan

Barbitúricos

  • Mefobarbital (Mebaral)
  • Pentobarbital de sodio (Nembutal)
  • Trastornos convulsivos
  • Ansiedad y tensión

Benzodiacepinas

  • Diazepam (Valium)
  • Alprazolam (Xanax)
  • Estazolam (ProSom)
  • Clonazepam (Klonopin)
  • Lorazepam (Ativan)
  • Reacciones agudas de estrés
  • Ataques de pánico
  • Convulsiones
  • Trastornos del sueño

Medicaciones para el insomnio (dificultad para dormir)

  • Zolpidem (Ambien)
  • Zaleplón (Sonata)
  • Eszopiclona (Lunesta)
  • Trastornos del sueño

Cómo se usan en forma indebida los tranquilizantes recetados

Por lo general los tranquilizantes vienen en forma de pastilla o cápsula. La gente abusa de estos medicamentos cuando los toma en una forma distinta a la indicada. Ejemplos:

  • Tomar un tranquilizante recetado para otra persona.
  • Tomar un tranquilizante recetado de una manera diferente a la indicada.
  • Tomar un tranquilizante por diversión o para drogarse.
  • Tomar un tranquilizante con otras drogas o para contrarrestar los efectos de otras drogas, como los estimulantes.
  • Mezclarlos con otras sustancias, como alcohol u opioides recetados.

Infórmate más sobre los medicamentos recetados y qué sucede en el cerebro y el cuerpo cuando se abusa de ellos.

¿Qué pasa en tu cerebro cuando tomas tranquilizantes recetados?

La mayoría de los tranquilizantes afectan el cerebro aumentando la actividad del ácido gamma-aminobutírico (GABA), una sustancia química en el cerebro que envía mensajes entre las células. La mayor actividad del GABA a su vez hace más lenta la actividad cerebral. Esto causa un efecto relajante que es útil para las personas con ansiedad o con problemas para dormir. Sin embargo, demasiada actividad del GABA puede ser perjudicial.

Aquí encontrarás más información sobre cómo funciona el cerebro y qué sucede cuando una persona abusa de las drogas.

¿Qué pasa en tu cuerpo cuando tomas tranquilizantes recetados?

Como todos los tranquilizantes disminuyen el ritmo de la actividad cerebral, también causan otros efectos, entre ellos:

  • habla distorsionada
  • respiración superficial, lo que puede llevar a una sobredosis e incluso causar la muerte
  • somnolencia (tener sueño)
  • desorientación
  • falta de coordinación

Estos efectos pueden causar accidentes o lesiones graves. El uso indebido de los tranquilizantes también puede causar dependencia física, otro motivo por el cual deben usarse solamente en la forma en que lo indica el médico. La dependencia es cuando una persona tiene sensaciones desagradables o se siente enferma cuando trata de dejar de tomar el medicamento. La dependencia puede llevar a la adicción. 

Los tranquilizantes no se deben combinar con ningún medicamento o sustancia que cause somnolencia, como los analgésicos recetados, el alcohol o ciertas medicinas de venta libre para el resfrío y la alergia. Si se combinan, pueden hacer que disminuya el ritmo cardíaco y la frecuencia respiratoria, lo que aumenta el riesgo de sobredosis y muerte.

¿Es posible sufrir una sobredosis de tranquilizantes recetados o morir por consumirlos?

Sí, es posible morir por tomar tranquilizantes en forma indebida. El riesgo de sobredosis y muerte aumenta cuando los tranquilizantes se combinan con alcohol o con otras drogas.

Más de 8,700 personas murieron por sobredosis de alguna benzodiacepina, como Valium o Xanax, en el 2015.1 Las muertes por sobredosis de medicamentos recetados en general han ido en aumento desde principios de la década de 1990. Infórmate más sobre las sobredosis de drogas en los jóvenes.

1 Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Health Statistics. Underlying Cause of Death 1999-2015 on CDC WONDER Online Database, publicado en 2016. Se puede consultar en http://wonder.cdc.gov.

¿Los tranquilizantes recetados son adictivos?

Pueden serlo. Los tranquilizantes actúan disminuyendo la velocidad de la actividad cerebral. Durante los primeros días de tomar un tranquilizante, la persona por lo general se siente somnolienta y sin coordinación. Con el uso continuado, el cuerpo se acostumbra a estos efectos, los que se hacen menos visibles. A esto se lo conoce como tolerancia, es decir, la persona necesita tomar más del medicamento para lograr el mismo efecto inicial.

Las personas pueden desarrollar una dependencia física mientras toman tranquilizantes recetados. A fin de evitar los síntomas desagradables de abstinencia (en inglés), pueden trabajar con su médico para dejar de tomar el medicamento en forma planificada y gradual. Si alguien que ha estado tomando tranquilizantes en forma regular trata de dejarlos de repente, la actividad del cerebro podría dispararse fuera de control y llegar a un punto en que cause convulsiones. Es importante notar que el abuso de los tranquilizantes puede llevar tanto a la dependencia física como a la adicción, que es cuando una persona continúa tomando una droga a pesar de las consecuencias negativas que ello le acarrea. 

¿Cuántos adolescentes consumen tranquilizantes recetados?

El cuadro siguiente muestra el porcentaje de adolescentes que abusan de los tranquilizantes recetados. 

Deslizar hacia la izquierda o la derecha.

Swipe left or right to scroll.

Monitoring the Future Study: Trends in Prevalence of tranquilizantes for alumnos de 8.° grado, alumnos de 10.° grado, and alumnos de 12.° grado; 2018 (in percent)*
Droga Período de tiempo alumnos de 8.° grado alumnos de 10.° grado alumnos de 12.° grado
tranquilizantes En toda la vida 3.50 6.00 6.60
Año anterior 2.00 3.90 3.90
Mes anterior 0.90 1.30 1.30

Se pueden cnosultar más estadísticas sobre el consumo de drogas en los adolescentes en la encuesta Estudio de Observación del Futuro (en inglés).

¿Dónde puedo obtener más información?

 

Información sobre drogas

NIDA:

Estadísticas y tendencias

NIDA:   

Estudio de Observación del Futuro (Monitoring the Future - Universidad de Michigan):

Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental de Estados Unidos (Substance Abuse and Mental Health Services Administration, SAMHSA):

Esta publicación está disponible para su uso y puede ser reproducida en su totalidad sin pedir autorización al NIDA. Se agradece la citación de la fuente de la siguiente manera: Fuente: Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas; Institutos Nacionales de la Salud; Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.