La marihuana

Image
Marijuana plant

Photo by NIDA

También conocida como: hierba, Maripepa, María, Juana, porro y sinsemilla (en inglés: blunt, boom, bud, gangster, ganja, grass, green, hash, herb, joint, pot, reefer, skunk y weed

¿Qué es la marihuana? 

La marihuana consiste en las flores y hojas secas de la planta Cannabis sativa o Cannabis indica. Las formas más potentes de la droga incluyen variedades muy fuertes que se conocen como sinsemilla, hachís (o hash), y extractos concentrados, como el aceite de hachís o los llamados shatter, wax (cera) y budder.

De las más de 500 sustancias químicas que se encuentran en la marihuana, el delta-9- tetrahidrocannabinol, conocido como THC, es el responsable de muchos de los efectos psicotrópicos (es decir, que alteran la mente) de la droga. Es la sustancia química que distorsiona la forma en que la mente percibe el mundo. En otras palabras, es lo que causa la sensación de euforia o "high".

10 cosas que puedes aprender sobre la marihuana.

Potencia

La cantidad de THC que se encuentra en la marihuana ha aumentado en las últimas décadas. A principios de la década de 1990, el contenido promedio de THC en la marihuana era de menos del 4%. Ahora es más del 12%, y en algunos productos, como aceites y otros extractos concentrados, es mucho más alto (ver más abajo). Los científicos todavía no saben qué significa este aumento de potencia para la salud de una persona. Hay quienes ajustan el consumo de marihuana (fuman o comen menos) para compensar la mayor potencia. Se han reportado casos de personas que acudieron a las salas de emergencias con síntomas que incluyen nerviosismo, temblores y psicosis (tener pensamientos irreales o ver u oír cosas que no existen) después de consumir altas concentraciones de THC.

Extractos concentrados de marihuana

La práctica de fumar concentrados y resinas de la planta de marihuana con altos niveles de THC está en aumento. Estos concentrados se presentan en varias formas, como aceite de hachís, budder, wax (cera) y shatter. Estas resinas contienen entre tres y cinco veces más THC que la planta de marihuana. Fumar o vapear los concentrados (una práctica que también se conoce como "dabbing” [en inglés]) puede introducir cantidades peligrosas de THC en el organismo y ha hecho que algunas personas acudan a salas de emergencias en busca de ayuda. También ha habido reportes de personas que sufrieron lesiones causadas por explosiones o incendios que ocurrieron cuando intentaban extraer aceite de hachís de las hojas de marihuana usando butano (gas líquido para encendedores).

Esta publicación está disponible para su uso y puede ser reproducida en su totalidad sin pedir autorización al NIDA. Se agradece la citación de la fuente de la siguiente manera: Fuente: Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas; Institutos Nacionales de la Salud; Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. Portal de contenidos sindicados del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HSS): ciertos contenidos del NIDA están disponibles para el uso en otros sitios web. A través del portal de redifusión HHS Syndication Storefront (en inglés), usted puede difundir este contenido de alta calidad en su propio sitio web; el aspecto y el estilo serán similares a los de su sitio. Este contenido sindicado se actualizará en sus páginas en tiempo real, por lo que no es necesario realizar actualizaciones manuales.