Cocaína

Nombres comunes: coca, nieve, Blancanieves; en inglés: blow, crack, coke

Actualizado en marzo del 2017

¿Qué es la cocaína?

Shutterstock/Africa Studio

También se conoce como dama, polvo blanco, piedra, nieve, y en inglés como bump, C, candy, Charlie, coca, coke, flake, lady, rock, snow y toot

La cocaína es una droga estimulante y adictiva elaborada con las hojas de la planta de coca, nativa de América del Sur. Se presenta en dos formas:

  • Cocaína en polvo. Es un polvo blanco al que los científicos llaman sal de clorhidrato. Los traficantes callejeros a menudo mezclan la cocaína con otras sustancias como almidón de maíz, talco o azúcar. También la mezclan con ciertos estimulantes como las anfetaminas y con drogas activas como la procaína, que es un anestésico local (los anestésicos son sustancias químicas que hacen que una persona no sienta dolor en una zona específica del cuerpo).
  • Crack o cristales de cocaína. Es una forma de la droga que ha sido procesada para formar un cristal de roca que se fuma. El término crack se refiere al ruido que hacen los cristales cuando se calientan. 

Cómo se consume la cocaína

Hay varias formas de consumir cocaína: se puede introducir directamente a la corriente sanguínea con una inyección o a través de las encías, o se puede aspirar por la nariz. El cristal de roca se calienta en una pipa de vidrio y produce vapores que se absorben en la sangre a través de los pulmones.

¿Qué pasa en tu cerebro cuando consumes cocaína?

Todas las drogas modifican la forma en que funciona el cerebro porque alteran la manera en que se comunican las neuronas. Las neuronas, o células nerviosas, se envían mensajes entre ellas por medio de la liberación de sustancias químicas llamadas neurotransmisores. Estos neurotransmisores se adhieren a unas moléculas de las neuronas conocidas como receptores. (En este enlace encontrarás más información sobre cómo funcionan los neurotransmisores). Las drogas afectan este proceso de señales cerebrales.

Hay muchos neurotransmisores, pero la dopamina (en inglés) es el principal neurotransmisor que hace que la gente se sienta bien al hacer algo que le gusta, como comer un pedazo de pastel de chocolate o jugar un juego de video. Normalmente, la dopamina se recicla nuevamente en la célula de donde salió, cancelando así la señal. Pero estimulantes como la cocaína evitan que se recicle, lo que causa una acumulación de dopamina en el cerebro. Es esta inundación de dopamina la que causa la euforia o high que produce la cocaína. La droga puede generar mayor energía y una sensación intensa de placer.

Con el consumo repetido, los estimulantes como la cocaína pueden perturbar la forma en que funciona el sistema de dopamina del cerebro, reduciendo la capacidad de una persona de sentir placer con las actividades normales de todos los días. A menudo la gente desarrolla tolerancia a la droga, lo que significa que es necesario consumir una cantidad mayor de la droga para lograr el efecto deseado. Si la persona se vuelve adicta, tal vez deba consumir la droga nada más que para poder sentirse "normal".

Una vez que se disipa el colocón o high de la cocaína, muchas personas experimentan un derrumbe y se sienten cansadas o tristes durante días. También sienten una necesidad intensa de consumir cocaína otra vez para tratar de estar mejor.

Aquí encontrarás más información sobre cómo funciona el cerebro y qué sucede cuando una persona se droga. Y aquí verás cómo responde el cerebro a las recompensas naturales y a las drogas.

El video no está disponible en español.

¿Qué pasa en tu cuerpo cuando consumes cocaína?

La oleada de dopamina en el cerebro afecta el cuerpo de varias maneras:

  • contrae los vasos sanguíneos y dilata las pupilas
  • aumenta la temperatura corporal
  • aumenta la presión arterial y la frecuencia cardíaca
  • causa malestar estomacal
  • genera inquietud o desasosiego
  • disminuye el apetito y, con el tiempo, lleva a la pérdida de peso
  • dificulta el sueño

¿Es posible sufrir una sobredosis de cocaína o morir por consumirla?

Sí. En el 2015, alrededor de 7,000 personas murieron por sobredosis de cocaína. Los hombres son mucho más propensos que las mujeres a morir de esta manera.1

La cocaína puede ser mortal cuando se consume en grandes cantidades o cuando se mezcla con alcohol o con otras drogas. Las muertes relacionadas con la cocaína a menudo ocurren porque se detiene el corazón (paro cardíaco) y entonces se detiene la respiración. Consumir cocaína y beber alcohol o consumir otras drogas aumenta estos peligros, incluido el riesgo de una sobredosis. Por ejemplo, combinar cocaína y heroína (lo que se conoce como bola rápida o "speedball") aumenta el riesgo de muerte por sobredosis. En casos aislados, la muerte repentina puede ocurrir la primera vez que se consume cocaína o poco tiempo después.

Infórmate más sobre las sobredosis de drogas en los jóvenes.

1 Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Health Statistics. Underlying Cause of Death 1999-2015 on CDC WONDER Online Database, publicado en 2016. Disponible en http://wonder.cdc.gov.

 

¿Qué otros riesgos hay al consumir cocaína?

Según cómo se consuma, la cocaína puede causar distintos problemas físicos. Por ejemplo:

  • si se inhala: voz ronca, pérdida del sentido del olfato, hemorragias nasales y moqueo constante
  • si se toma por boca: menor circulación de sangre en los intestinos, lo que causa problemas intestinales
  • si se inyecta con aguja: mayor riesgo de contraer el VIH, hepatitis C (una enfermedad del hígado) y otras enfermedades transmitidas por el contacto con la sangre

Además, la gente que consume cocaína tiene mayor riesgo de:

  • sufrir un ataque al corazón o una embolia cerebral debido a la alta presión arterial
  • contraer el VIH, porque la poca capacidad de juicio puede llevar a conductas sexuales peligrosas
  • comportarse en forma extraña e impredecible, sufrir ataques de pánico o psicosis paranoicas (perder el contacto con la realidad)

¿Es posible volverse adicto a la cocaína?

Sí, el consumo repetido de cocaína puede llevar a la adicción. La adicción es una enfermedad devastadora del cerebro que hace que una persona no pueda dejar de consumir drogas aun cuando realmente quiera hacerlo, y aun después de que las drogas le hayan causado consecuencias terribles para su salud y otros aspectos de su vida.

Como el colocón o high de la cocaína normalmente no dura mucho tiempo, las personas la vuelven a consumir una y otra vez para tratar de seguir sintiéndose bien. Una vez convertidos en adictos, quienes tratan de dejar la cocaína pueden experimentar síntomas de abstinencia que incluyen:

  • depresión
  • sensación de mucho cansancio
  • más apetito
  • pesadillas o problemas para dormir
  • pensamiento más lento

El tratamiento apropiado, sin embargo, puede ayudar a una persona adicta a controlar sus deseos intensos de cocaína y dejar de consumir la droga.

¿Cuántos adolescentes consumen cocaína?

El cuadro siguiente muestra el porcentaje de adolescentes que consumen cocaína.  

Swipe left or right to scroll.

Monitoring the Future Study: Trends in Prevalence of varias drogas for alumnos de 8.° grado, alumnos de 10.° grado, and alumnos de 12.° grado; 2018 (in percent)*
Droga Período de tiempo alumnos de 8.° grado alumnos de 10.° grado alumnos de 12.° grado
cocaína En toda la vida 1.40 2.60 3.90
Año anterior 0.80 1.50 2.30
Mes anterior 0.30 0.60 1.10
crack En toda la vida 0.90 1.00 1.50
Año anterior 0.40 0.60 0.90
Mes anterior 0.20 0.30 0.50

Se pueden consultar más estadísticas sobre el consumo de drogas en los adolescentes en la encuesta Estudio de Observación del Futuro (en inglés).

¿Dónde puedo obtener más información?

Información sobre drogas

NIDA:

Estadísticas y tendencias

NIDA:   

Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades

Estudio de Observación del futuro (Monitoring the Future - Universidad de Michigan):

Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental de Estados Unidos (Substance Abuse and Mental Health Services Administration, SAMHSA):

Esta publicación está disponible para su uso y puede ser reproducida en su totalidad sin pedir autorización al NIDA. Se agradece la citación de la fuente de la siguiente manera: Fuente: Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas; Institutos Nacionales de la Salud; Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.