NIDA for Teens: The Science Behind Drug Abuse
Find NIDA for Teens on: NIDAnews on Twitter NIDANIH on YouTube Facebook NIDA-NIH on Flickr Sara Bellum Blog RSS
Estimulantes

La respuesta del cerebro a los estimulantes

Clara Mente en un barco

¡Hola! Me llamo Clara Mente y quiero darles la bienvenida a mi serie de boletines informativos que exploran la respuesta del cerebro a las drogas. En este ejemplar, investigaremos varios datos fascinantes sobre los estimulantes. Alguna de esta información fue descubierta recientemente.

¿Has comido chocolate o bebido alguna soda últimamente? Si lo has hecho, probablemente le diste a tu cuerpo una buena dosis de cafeína, un estimulante que también se encuentra en el café.

Si comes o bebes una gran cantidad de cafeína, puede que te sientas alterado, nervioso o lleno de energía. Esto se debe a que la cafeína, al igual que cualquier otro estimulante, cambia el funcionamiento de tu cerebro.

Pero la cafeína es tan sólo un ejemplo de un estimulante leve. Bastantes otras drogas estimulantes son mucho más fuertes, y algunas son ilegales y sumamente peligrosas. Otras requieren una receta médica.

Algunos ejemplos de estimulantes más fuertes incluyen:

  • La cocaína: hecha de la hoja de la planta de coca, esta droga a menudo viene en forma de un polvo blanco que algunos inhalan por la nariz.

  • El crack: una forma de cocaína que se puede fumar.

  • Las anfetaminas: a menudo llamadas "speed" en inglés y "anfetas" o "bombitas", en español, los médicos a veces recetan estas pastillas para problemas de la salud.

  • La metanfetamina: una forma poderosa de anfetamina que viene en forma de cristales claros (llamados "hielo" o "ice") o de polvo (llamado "crank") que se puede fumar o inyectar.