NIDA for Teens: The Science Behind Drug Abuse
Find NIDA for Teens on: NIDAnews on Twitter NIDANIH on YouTube Facebook NIDA-NIH on Flickr Sara Bellum Blog RSS
Opiáceos

La respuesta del cerebro a los opiáceos

Clara Mente estudiando las amapolas

¡Hola! Me llamo Clara Mente y quiero darles la bienvenida a mi serie de boletines informativos que exploran la respuesta del cerebro a las drogas. En este ejemplar, investigaremos varios datos fascinantes sobre los opiáceos. Alguna de esta información fue descubierta recientemente por los científicos que lideran la investigación en este campo.

Si alguna vez viste la película "El Mago de Oz", entonces has visto la planta de la amapola. Esta planta es la fuente de un tipo de drogas llamadas opiáceos. Cuando Dorothy se acuesta en el campo de amapolas, cae en un sueño profundo.

Con razón que el nombre en latín de esta planta –Papaver somniferum– quiere decir "amapola somnífera" o "amapola que te da sueño".

Los opiáceos se fabrican del opio, que se deriva de la amapola. También se los conoce como narcóticos. Tal vez hayas oído de ciertas drogas como la heroína, la morfina o la codeína. Éstas son ejemplos de opiáceos.

Los opiáceos pueden producir una sensación rápida e intensa de placer, seguida por una sensación de bienestar y calma adormecedora. Pero también se pueden convertir en una adicción. Si alguien usa opiáceos una y otra vez, es probable que su cerebro comience a depender de estas drogas.