NIDA for Teens: The Science Behind Drug Abuse
Find NIDA for Teens on: NIDAnews on Twitter NIDANIH on YouTube Facebook NIDA-NIH on Flickr Sara Bellum Blog RSS
Inhalantes

Más allá del cerebro

Clara Mente buceando en el cuerpo

Una de las razones por la que los científicos están tan interesados en los inhalantes es porque estas sustancias químicas afectan al cuerpo de muchas maneras. Mientras que algunos de estos efectos se deben a cambios en el cerebro, otros son acciones directas sobre diferentes partes del cuerpo, como el sistema circulatorio.

¿Sabías que algunos inhalantes aumentan el tamaño de los vasos sanguíneos, permitiendo que fluya más sangre? Y otros inhalantes pueden hacer que el corazón lata más rápido. Esto puede ser un grave problema, especialmente si alguien inhala gas butano.

El gas butano es uno de los ingredientes en los encendedores de cigarrillos y en los aerosoles para rellenar los encendedores. Éste hace que el corazón se vuelva más sensible a una sustancia química que lleva mensajes desde el sistema nervioso hasta el corazón. Esta sustancia llamada noradrenalina, le ordena al corazón que lata más rápido cuando te encuentras en una situación estresante, como por ejemplo, cuando algo te asusta de repente.

Si el corazón se vuelve demasiado sensible a la noradrenalina, una dosis normal de la misma puede hacer que el corazón pierda momentáneamente su ritmo y deje de bombear la sangre por el cuerpo. Y así es como mueren algunas personas que usan inhalantes. Los inhalantes también pueden causar la muerte por asfixia. Esto ocurre cuando los vapores inhalados reemplazan el oxígeno en los pulmones y en el cerebro. Esto se conoce como "muerte súbita por inhalación".